Motor gripado

El gripado del motor es una de las averías más temidas por cualquier conductor, ya que puede resultar en daños graves y costosos en el motor de un automóvil. Esta problemática surge debido a diversos factores relacionados con el funcionamiento interno del motor, como la lubricación inadecuada, la falta de refrigeración o desequilibrios en componentes clave como las bielas. 

En este artículo, exploraremos en detalle las causas del gripado del motor, los síntomas que pueden indicar esta avería, las acciones a tomar en caso de experimentarla y las medidas preventivas que se pueden adoptar para evitar este problema. ¡Acompáñanos en este recorrido por el mundo de los motores y descubre cómo proteger tu vehículo de una de las averías más temidas por los conductores!

¿Qué causa el gripado del motor?

El gripado del motor puede ser causado por las siguientes circunstancias:

  • Lubricación inadecuada: La falta de lubricante o el uso de aceite de baja calidad puede provocar un aumento del rozamiento entre las piezas móviles del motor. Esto puede generar un exceso de calor que, a su vez, puede causar el agarrotamiento o la soldadura de estas piezas, resultando en el gripado del motor.
  • Refrigeración deficiente: Un sistema de refrigeración defectuoso, ya sea por falta de agua o por fallos en los componentes del sistema, puede causar un sobrecalentamiento del motor. Este sobrecalentamiento puede ser suficiente para causar daños graves en las piezas internas del motor, lo que lleva al gripado.
  • Desequilibrios de las bielas: Las bielas son componentes cruciales que conectan el cigüeñal con los pistones. Si hay desequilibrios en el cigüeñal, puede provocar un rozamiento excesivo en las bielas, lo que genera un aumento de la temperatura en esa área. Este aumento de temperatura puede contribuir al gripado del motor.
  • Avería del segmento de compresión: Si el segmento de compresión se daña o se desgasta, puede causar la ruptura de la capa de lubricante entre los componentes del motor. Esto aumenta el rozamiento y la temperatura, lo que puede llevar al gripado.

Los cilindros, los pistones y en concreto, la camisa que recubre los cilindros, suelen ser los componentes más afectados por el gripado del motor. Otros elementos que también pueden verse afectados son las válvulas, los cojinetes del cigüeñal y el cambio, que se encuentra pegado al diferencial.

¿Cómo identificar un motor gripado?

Los síntomas de un motor gripado pueden incluir:

  • Pérdida de potencia y velocidad: El motor puede tener dificultades para alcanzar altas velocidades o para mantener la potencia habitual.
  • Ruidos metálicos: Se pueden escuchar ruidos anormales, como golpes o chirridos, que indican un mal funcionamiento interno. Esta avería de produce con el motor en marcha y a altas revoluciones. 
  • Temperatura elevada: El indicador de temperatura del motor puede mostrar niveles más altos de lo normal, lo que sugiere un problema de sobrecalentamiento.

¿Qué hacer si tu motor está gripado?

Ante la sospecha de un motor gripado, es importante tomar medidas rápidas:

  • Detén el vehículo: Deja de conducir inmediatamente para evitar daños mayores.
  • Permite la lubricación: Deja de pisar el acelerador para permitir que el aceite llegue a las partes afectadas y reduzca la fricción.
  • Busca asistencia: Lleva el vehículo a un taller especializado para diagnosticar y reparar la avería.

¿Cómo prevenir el gripado del motor?

La prevención es clave para evitar el gripado del motor. Algunas medidas preventivas incluyen:

  • Revisa el estado y los niveles de aceite y refrigerante: Antes de realizar un viaje tienes que comprobar el nivel de aceite y refrigerante. Además, tienes que respetar los intervalos de sustitución fijados por el fabricante. En el caso de que falte aceite, se puede producir el agarrotamiento de la camisa y de los pistones. Si falta refrigerante, se produce un sobrecalentamiento, por fallos en el termostato y el electroventilador.
  • Control de temperatura en el panel de instrumentos: Supervisa la temperatura del motor y verifica el buen funcionamiento del sistema de refrigeración. Si la temperatura es muy alta, pude ser que tengas un problema de aceite, de refrigerante o con alguno de los componentes del sistema de refrigeración del vehículo. Presta atención si se enciente el testigo del termómetro en el cuadro de mandos.
  • Evitar acelerones bruscos en frío: Al motor no le sientan bien las altas revoluciones cuando todavía está frio. Es recomendable esperar a que el motor alcance la temperatura óptima de funcionamiento.
  • Tener en cuenta los avisos del vehículo: Si el vehículos nos avisa de cualquier tipo de problema, conviene prestarle atención y solucionarlos correspondientemente.

¿qué hacer para reparar un motor gripado?

El gripaje del motor puede afectar a diversos elementos cruciales del motor, incluidos el pistón, los cilindros, el cigüeñal, los rodamientos, el árbol de levas y la culata. Para reparar el motor en cualquiera de estos casos, el primer paso es extraerlo del vehículo cuando esté frío, eliminando todo el líquido refrigerante que pueda contener. Además, es crucial desconectar el escape para facilitar el acceso a las partes internas del motor.

Una vez realizado esto, es necesario inspeccionar las piezas afectadas para determinar qué componentes deben ser cambiados o rectificados para garantizar el funcionamiento óptimo del motor. En casos donde se requiera levantar cilindros, será necesario retirar las juntas viejas para verificar su estado y reemplazarlas si muestran signos de desgaste significativo. Al volver a ensamblar las piezas, es fundamental asegurarse de que estén adecuadamente lubricadas y que no haya holguras que puedan provocar un desgaste irregular.

¿Cuánto cuesta reparar un motor gripado?

El coste de reparar un motor gripado varía dependiendo del tipo de vehículo, sus características y la magnitud de los daños.Por lo general, sumando la mano de obra del taller, la reparación y puesta a punto no suelen bajar de los 1.000 euros.

Para aquellos casos en los que la reparación no sea viable, comprar un motor reconstruido puede ser una alternativa. El coste de un motor reconstruido para un utilitario de gama media puede rondar los 1.600 euros, aunque este precio puede aumentar dependiendo de la categoría del vehículo y la cilindrada del motor.

En Motores BM Fernández, nos dedicamos a la comercialización de motores, de coches, camiones, autobuses e industrialestanto nuevos como reconstruidos. Si te encuentras con un motor gripado que no es posible reparar, te animamos a que solicites presupuesto a nuestros técnicos de ventas sin compromiso alguno.

Conclusión

En resumen, reparar un motor gripado puede ser una tarea compleja y costosa, pero con los pasos adecuados y la ayuda profesional adecuada, es posible devolverle la vida a tu vehículo y evitar gastos innecesarios. Recuerda siempre prestar atención a los signos de advertencia y realizar un mantenimiento regular para evitar situaciones desagradables como esta. ¡Tu motor y tu bolsillo te lo agradecerán!