Carbonilla en el motor diésel

En Motores BM Fernández, entendemos que el mantenimiento adecuado del motor de tu vehículo es esencial para garantizar su rendimiento óptimo y prolongar su vida útil. Una vez que ya hemos explicado el funcionamiento del motor diésel, uno de los problemas más comunes que pueden afectar a dicho motor es la acumulación de carbonilla o hollín, lo que puede tener graves repercusiones en su funcionamiento. En este artículo, exploraremos qué es la carbonilla, cómo detectar su acumulación y qué medidas tomar para eliminarla de manera efectiva.

¿Qué es la carbonilla del motor diésel?

La carbonilla es un depósito de residuos sólidos que se acumula en la cámara de combustión del motor diesel con el tiempo. Estos residuos, formados por gases no quemados durante el proceso de combustión, pueden obstruir los componentes del motor y afectar su rendimiento.

Elementos donde se produce la carbonilla

La carbonilla puede acumularse en varios elementos del motor diesel, incluyendo:

  • Tubo de Escape: El tubo de escape puede llenarse de carbonilla debido a la circulación de gases de escape. Limpiarlo con agua o una varilla puede ayudar a eliminar los residuos.
  • Filtro de Partículas: El filtro de partículas puede atrapar partículas sólidas y obstruirse con la carbonilla. Conducir a altas revoluciones o utilizar descarbonización por hidrógeno puede ayudar a limpiarlo.

  • Válvula EGR: La válvula EGR recibe gases de combustión no quemados, lo que puede provocar la acumulación de carbonilla. Circular con marchas largas y a pocas revoluciones puede ayudar a limpiarla.

  • Turbo: El turbo recoge gases de escape para aumentar la potencia del motor, pero también puede acumular carbonilla. Mantener un buen mantenimiento del vehículo es crucial para prevenir la acumulación de residuos en el turbo.

Síntomas de acumulación de carbonilla en el motor

Es crucial estar atento a los síntomas que pueden indicar la acumulación de carbonilla en el motor diesel. Algunos de los signos más comunes incluyen:

  • Pérdida de Potencia y Aceleración: Si notas que tu vehículo tiene dificultades para acelerar o mantener la velocidad, podría ser un indicio de acumulación de carbonilla en el motor.
  • Aumento del Consumo de Combustible: Un aumento repentino en el consumo de combustible sin una razón aparente puede ser señal de que el motor está trabajando de manera menos eficiente debido a la presencia de carbonilla.
  • Expulsión de Humo Negro por el Tubo de Escape: El humo negro o oscuro que sale del tubo de escape puede indicar una combustión incompleta debido a la acumulación de hollín en el motor.

Cómo eliminar la carbonilla del motor diésel

Cuando detectes los síntomas de acumulación de carbonilla en el motor de tu vehículo, es importante tomar medidas para eliminarla y restaurar su funcionamiento óptimo. Aquí hay algunos pasos que puedes seguir:

  • Desmontaje y limpieza: Una opción tradicional para eliminar la carbonilla es desmontar los componentes del motor y limpiar los residuos con un cepillo. Esta tarea puede ser realizada por un profesional en un taller especializado para garantizar una limpieza efectiva.
  • Acelerones controlados: Realizar acelerones controlados en tu vehículo puede ayudar a eliminar la carbonilla acumulada en el motor. Sin embargo, es importante no excederse y dañar el motor o los componentes del vehículo en el proceso.
  • Mantenimiento preventivo: Programar revisiones regulares y mantener un buen mantenimiento del vehículo puede prevenir la acumulación de carbonilla en el motor. Utilizar combustibles y aditivos de calidad, así como seguir las recomendaciones del fabricante, puede ayudar a reducir la formación de residuos sólidos.

Consejos para prevenir la carbonilla del motor

Además de realizar la limpieza de la carbonilla antes de la inspección técnica de vehículos (ITV) para evitar complicaciones, es importante seguir una serie de recomendaciones de mantenimiento para prevenir la acumulación de carbonilla y evitar posibles averías:

  • Evita conducir a bajas revoluciones, ya que esto puede reducir la vida útil del motor y acelerar la formación de carbonilla. Mantén un régimen de revoluciones entre 1.700 y 1.800 revoluciones por minuto (rpm) en vehículos diésel.
  • Es en las zonas urbanas donde la acumulación de carbonilla tiende a ser más pronunciada, por ello realiza trayectos más largos fuera de la ciudad para permitir que el motor se despeje.
  • Reduce temporalmente una marcha durante trayectos largos, lo que aumenta el régimen del motor y ayuda a eliminar parte de la carbonilla acumulada en el sistema de escape del vehículo, evitando así una mayor acumulación. Sin embargo, esta práctica debe realizarse de forma esporádica y únicamente durante viajes largos, volviendo luego a los rangos de revoluciones recomendados.
  • Realiza una descarbonización del vehículo cada aproximadamente 20.000 kilómetros para eliminar por completo la carbonilla acumulada y mantener el motor en óptimas condiciones de funcionamiento.

Conclusión

En resumen, la acumulación de carbonilla en el motor diesel puede tener graves repercusiones en el funcionamiento del vehículo. Es importante estar atento a los síntomas de acumulación de carbonilla y tomar medidas para eliminarla de manera efectiva. Con un mantenimiento adecuado y medidas preventivas, puedes mantener tu motor diesel en óptimas condiciones y prolongar su vida útil. En Motores BM Fernández, estamos aquí para ayudarte a cuidar de tu vehículo y mantenerlo en perfecto estado. ¡Contáctanos para obtener más información sobre nuestros servicios de mantenimiento y reparación!